Después de la extracción de un diente hay que tomar algunas medidas para favorecer una mejor cicatrización de la herida. Aquí van algunos consejos.

  1. Morder gasas durante un buen tiempo, entre una o dos horas y, sobre todo, utilizar los medicamentos que son recetados por el profesional en la pauta en la que fueron recetados. No enjuagarse ni cepillarse durante las primeras 24 h.

  2. No comer del lado de la zona afectada.

  3. No consumir alimentos con semillas pequeñas como tomate, choclo, panes con semillas, etc.

  4. No consumir líquidos o comidas calientes por 24 hs.

  5. Consumir alimentos y bebidas frías.

  6. Procurar no salivar demasiado durante 24 hs.

  7. No realizar ejercicios físicos extenuantes en los dos próximos días a la extracción.

  8. Sentarse o estar acostado con varias almohadas en la cabeza.

  9. Hablar lo menos posible